miércoles, 1 de febrero de 2017

Cruz antigua en madera y metal


Antes y después


Una amiga nos hizo llegar esta cruz que procedía de la herencia de un familiar, indicándonos que le tenía bastante aprecio y quería que se la restaurásemos.

Parte posterior de la cruz.


En principio no sabíamos muy bien si íbamos a acertar con los deseos de nuestra amiga, que había depositado su confianza en nosotros.
En primer lugar limpiamos bien, tanto la parte posterior como la frontal. Le dimos a toda la cruz, una pátina de pintura color marrón tabaco, para oscurecerla un poco.

Parte frontal de la cruz


Sobre las partes metálicas doradas, utilizamos una pátina plateada y a los motivos de madera torneados florales, le aplicamos tambíen una pátina de pintura blanquecina, para darle un poco más de luz.


Finalmente utilizamos betún de Judea y cera incolora para mejorar la  hidratación de la madera, que con el paso del tiempo estaba demasiado reseca.


Esperamos que estas fotos os sirvan de ayuda para vuestras próximas restauraciones.