lunes, 13 de junio de 2016

Sillones y sillas.


Antes y después


Estos sillones y sillas, de madera y tapizados en piel, llevaban mucho tiempo en nuestro taller, esperando su turno para ser restaurados y por fin, les llegó su hora.


La madera no estaba excesivamente deteriorada, pero la tapicería de piel, presentaba un aspecto muy cuarteado, sin duda por el mal trato y mucho uso.


 Después de una limpieza a fondo y lijado, procedimos a pintarlos utilizando pintura de tiza.


Cuando la pintura estuvo bien seca, empapelamos la madera (protegiendo así, la pintura) para hidratar y dar color a la piel de la tapicería.


Los respaldos, tanto de las sillas como de los sillones, no estaban tan estropeados, como los asientos.


En la siguiente foto podemos apreciar, mejor su deterioro.


Una vez tratada la piel, mejoró mucho y nos sentimos contentos con el resultado.


 Al ver el cambio que se ha producido, creemos que valió la pena el esfuerzo realizado.


Ponemos un detalle de la pata de una de las sillas, para que se vea en que zonas hemos utilizado una lija muy fina, sobre todo en los bordes y arístas. 


Deseando como siempre que este trabajo nuevo, sea de vuestro agrado y os pueda dar alguna idea a vosotros, nos despedimos hasta la próxima entrada.