lunes, 18 de mayo de 2015

Tronco de árbol. Reciclando.


Antes y después


Esta primavera, paseando por el campo, nos encontramos este tronco de árbol, que nos pareció muy bonito y enseguida pensamos darle una utilidad.


Estaba casi hueco, pero habia que dejarlo, hueco totalmente.


Y nos pusimos manos a la obra, en el proceso de vaciarlo integramente, de la madera que contenía, gran parte de ella, bastante carcomida.


Con martillo y cincel en mano, procedimos a su vaciado total.


Realmente el tronco era muy bonito y estábamos encantados con nuestro descubrimiento.


Lo cortamos a lo largo con sierra de calar y en los dos extremos, lo cubrimos con sendas tapaderas, que pintamos con una pintura color tabaco.


Una vez acabado todo el proceso de vaciado y demás, procedimos a llenarlo, con una base de piedrecitas, capa de arena de río y seguidamente, tierra de mantillo, porque nuestra idea, era utilizarlo como maceta para plantar cactús y plantas crasas.


Sembramos cactus de tamaño pequeño, espina del diablo y varias plantitas de siemprevivas.
Lo hemos colocado, en un rincón, sobre una pared de hormigón de nuestro jardín y esperamos que nuestra plantación sea duradera.