viernes, 18 de diciembre de 2015

Mesita redonda con decoupage.


Antes, después y detalle


Esta mesita estaba muy estropeada, por haber permanecido, a la intemperie durante largo tiempo. La lluvia había deteriorado bastante el tablero.


Como podéis comprobar, además tenía un travesaño roto. Por tanto la primera operación, consistió en reparar el listón roto y encolarla toda ella.


A la parte rota, añadimos unas piezas de madera como refuerzo, para que no volviese a partirse.
Limpiamos, lijamos y pintamos, utilizando una pintura de color gris clarita, a la tiza.
  

Cubrimos todo el sobre, por el anverso y reverso, con las hojas de un libro viejo, que estaban amarillentas por el paso del tiempo.


Utilizamos decoupage, en la parte superior del sobre, para darle algo de color, con unos motivos de flores, letras y dibujos de la Torre Eifeel de París.


Protegimos toda la superficie con varias capas de barníz mate al agua.


Hemos colocado un cenicero y macetitas para que os hagáis una idea del tamaño de la mesa.


Nos gusta el resultado final, que dadas las circunstancias en que se encontraba la mesa, en un principio, no podíamos ni imaginar.


Para proteger el borde del sobre, le clavamos y pegamos, una cuerda o cordón, a todo su alrededor.


Aquí os ponemos una foto detalle para que veáis mejor el borde mencionado anteriormente.


En breve volveremos a mostraros más trabajos, que estamos terminando y como siempre quedamos a la espera de vuestras críticas u opiniones.

jueves, 5 de noviembre de 2015

Colgador de collares o joyero. Reciclando.

Antes y después


En esta ocasión, nuestro punto de partida, para crear este joyero, fue un viejo cajón, que estaba aparcado en un rincón de nuestro taller, esperando su ocasión.


Después de una limpieza a todo el cajón, forramos el fondo con papel de terciopelo rojo adhesivo.


Cortamos 4 listones de madera para formar un marco, al cual grapamos una tela metálica de gallinero.
Con unas pequeñas bisagras, unimos el marco al cajón.


En la parte inferior derecha del marco, atornillamos un pequeño pomo, para facilitar la apertura del cajón.


Cuando estuvo todo montado, dimos dos manos de pintura de imprimación para que se fijase bien la pintura acrílica blanco roto, que dimos encima.


Para la parte interior del marco y para ocultar las grapas de fijación de la tela de gallinero, utilizamos una cinta de raso color malva, que pegamos con cola de contacto.


Este joyero es un regalo personalizado por eso en la parte interior, colocamos el nombre de la destinataria, con unas letras de madera, pintadas de blanco y punteadas de rojo.


Toda la parte exterior, así como la interior, va forrada y adornada con decoupage.


Para colgar los collares, colocamos unos pequeños cáncamos que van atornillados sobre el fondo.


La idea de ponerle tela metálica, fue para que a la vez sirviese de soporte a varios pares de pendientes.


Como la dueña del joyero es una persona muy limpia, le colocamos unas pequeñas cortinas o visillos para protegerlo del polvo.


Y efectivamente, ¡"siempre tiene las cortinillas cerradas"!.


Esperamos que os guste este nuevo trabajo y pueda serviros de idea para vosotros.

sábado, 3 de octubre de 2015

Biombo restaurado.


Antes y después


Como podéis comprobar a este biombo le faltaban 16 piezas de madera (en forrma de S). Nos lo trajeron hecho un desastre y hasta que no lo hemos necesitado, no nos hemos puesto manos a la obra, que era bastante laboriosa.


En primer lugar, para proceder a su total restauración, sacamos una plantilla de las piezas que faltaban, en papel, que posteriormente, pasamos a cartón para fabricar nuestra plantilla y marcarla sobre la madera. Una vez dibujada en la madera, la cortamos con una sierra de calar.


No tenemos fotos del proceso intermedio, pero explicamos el modo de actuar. 
Cuando tuvimos todas las piezas de madera cortadas y lijadas, las encolamos por etapas, para poder sujetarlas correctamente sobre las otras piezas existentes.
También tuvimos que cortar y encolar 3 patas que le faltaban.


Una vez que estuvo todo el armazón encolado y montado, le dimos dos manos de pintura de imprimación, lijando entre capa y capa, para limar y suavizar las asperezas.


Una vez bien seca  de imprimación, lo pintamos con una pintura acrílica color marrón tabaco, muy similar a la primitiva que llevaba el biombo.
Como ibamos a utilizarlo en la representación de la obra teatral "Vetonia Consulting" del autor Isidro González, para separación de dos ambientes, le hicimos unas cortinillas a modo de visillos.


Nos sentimos satisfechos con el resultado final porque quedó muy bien y cumplió su cometido, decorando una parte importante del escenario.

lunes, 31 de agosto de 2015

Marco de espejo antiguo


Antes y después


Este espejo pertenece a una amiga nuestra, que heredó de su madre y por este motivo, le tiene un gran cariño, pero como estaba bastante deteriorado, nos lo entregó para que se lo restaurásemos.


Tanto el anverso como el reverso del espejo, necesitaba cuidados de: limpieza de barnices y pinturas, encolado, restauración del estucado...


En esta foto, detalle del ángulo izquierdo, donde se aprecia parte de su estado.


Este es otro detalle del lado derecho, donde vemos las molduras desencoladas.


Después de su limpieza, procedimos a encolar, todas las esquinas y restaurar el estuco existente.


Cuando estuvo bien seco, lo lijamos, dimos dos manos de imprimación, dejando secar totalmente.


Hemos utilizado una pintura acrílica, color marrón tabaco que se asemeja bastante a la suya primitiva.


Sobre la pintura marrón, pintamos a mano alzada, los motivos florales y rayas, a pincel muy fino, con oro líquido.


En esta última foto, se refleja la cámara que sostiene nuestro fotógrafo particular.




viernes, 24 de julio de 2015

Vitrina antigua.

Antes y después


Hace algún tiempo me trajeron esta vitrina que estaba bastante deteriorada, desencolada y descuadrada.


Pero realmente nosotros necesitábamos un mueble para poder colocar nuestra cristalería: copas, vasos y bandejas de cristal.


 Por tanto comenzamos con la restauración, pero teníamos que darle un acabado acorde con nuestros muebles.
No tenemos fotos del proceso intermedio con los pasos que hemos seguido.


En nuestro pasillo-hall teníamos un espejo, que en su día, su marco, fue dorado y al que dimos una pintura blanco roto e hicimos un decapé.
Como la vitrina iba a ser colocada en el mismo sitio que el espejo, hicimos el mismo tipo de proceso: limpieza a fondo, por dentro y fuera, encolado de las piezas deterioradas, lijado, imprimación, y pintura blanco roto, barnizamos con barniz mate, lijando en bordes y esquinas.


En el borde de los estantes, colocamos un volante de tira bordada, imitando a las antiguas, que le da un cierto aire romántico.
Para finalizar diremos que nos gusta el resultado final y que nos presta un gran servicio de almacenamiento, que en realidad era lo que necesitábamos. 
Ha sido muy elogiada por nuestros visitantes y amigos, esperamos que a nuestros seguidores globeros, les guste igualmente.


martes, 16 de junio de 2015

Mostrador o mueble bar

Antes y después


Este mostrador tenía la parte central tapizada con skay en color marrón, sobre una plancha de fina esponja, y haciendo dibujos con chinchetas, pero estaba bastante deteriorado.


La parte posterior, consta de dos baldas o estantes.


 Nuestra primera actuación sobre el mueble consistió en retirar toda la tapiceria.
Después de su limpieza y lijado, en algunas zonas, barnizamos y aseguramos los herrajes de forja, que estaban algo sueltos.


Para cubrir la parte frontal, utilizamos una tela plastificada, con motivos de etiquetas de vino, españoles, italianos, franceses....


Nos pareció muy apropiada esta tela, ya que nuestra idea era darle uso de barra de bar.


Cuando teníamos ya la tela pegada y seca, cortamos unos junquillos de madera, a la medida, para mayor sujeción.


Una vez cortados los junquillos a la medida, los envejecimos con nogalina y barnizamos.


Colocamos los junquillos en su lugar, fijamos con cola y en las esquinas, con unos clavitos, muy pequeños, que pasan desapercibidos.


El resultado final, nos gusta, esperamos que podaís apreciarlo en las fotos, que tal vez no sean demasiado buenas.


En la encimera o sobre del mostrador, hemos aplicado un barniz brillante y resistente, para que al apoyar vasos o botellas, no se deteriore.