viernes, 16 de mayo de 2014

Espejo reciclado

Antes y despúes:


Hoy os enseñamos un espejo que a la vez tiene su pequeña historia.
Hace unos meses nos llama nuestra hija, preguntandonos, si queriamos un espejo, sin marco, que estaba apoyado, sobre un contenedor de basura. Nuestra respuesta fue inmediata y afirmativa, pero nos comentaba que estaba un poco roto, puesto que le faltaban 2 esquinas y logicamente por eso estaba en la basura. Le dijimos que lo cargará en el coche y ya veriamos si tenia arreglo o no.


Unos meses más tarde, nuestra hija, cambio de casa y decorando su habitación, nos comunicó que necesitaba, un espejo. Nos acordamos del citado espejo, que estaba, desde hacia unos meses, almacenado en nuestro garaje y nos pusimos manos a la obra, con los materiales, que veis en la foto: unas molduras, que sobraron de las puertas de nuestra casa, un tablest, cinta de carrocero, pinceles, cola, grapadora, sierra y caja de ingletes.


Las molduras que teniamos erán de DM en color roble y al montar el espejo, nos dimos cuenta, que resultaba un poco serio para una habitación juvenil, por tanto decidimos, tapizar el marco del espejo con una tela plastificada, en blanco y negro, con motívos de comics.


En la foto, se refleja la pared de enfrente, que está pintada, con dibujos, emulando al Guernica de Picasso, y la puerta del armario ropero que va pintada en gris.


Ahora, en esta foto, tirada desde el lado derecho, refleja, parte del mural y la ventana, con su cortina, en color amarillo.


Tal vez en esta nueva toma fotográfica, puedan apreciar mejor, el marco, que colocamos al espejo.
Las medidas del espejo, son considerables: 48 cms. por 1,32 cms.
Deseando que esta entrada, tenga la misma aceptación que las anteriores y pueda daros alguna idea para vuestros trabajos, nos despedimos hasta la próxima.